La Sombra del Ángel

Esta vez toca hablar de libros. En los últimos tiempos en que este blog no se ha actualizado, he estado leyendo, como siempre, y como nunca.

Caí en un primer momento en las garras de Carlos Ruiz Zafón donde siempre. En la entrada del TopBooks, en la Gran Vía de Bilbao, apilados a la entrada, saltando sobre cualquiera que se atreviese a entrar, y mientras meditaba qué libro iba a acompañarme en cada viaje a trabajar.

La Sombra del Viento. Suelo huir de los best-sellers, por aquello de evitar seguir a la manada y como forma de autoconfirmación personal, pero esta vez me dije... qué demonios!

Y lo compré. Y lo leí. Y me encantó.

Es habitual que los libros tienen siempre una presentación, nudo y desenlace. Lo es también que un libro te lleva de un lugar a otro, dejándote llevar o haciendo que pique tanto adivinar por dónde te va a llevar que es inevitable leer el siguiente capítulo. Esos son los buenos libros.

Éste, tiene presentación, presentación, presentación y desenlace. Y es mejor.

Dice una de las críticas que es un libro en el que hasta las subtramas tienen subtramas. Y es una verdad como un templo. No quiero destripar nada de la historia, porque es suficientemente buena como para engancharte desde el principio, o no, pero sí quiero resaltar que es un libro que en lugar de llevarte, linealmente de un sitio a otro, aquí simplemente te cuenta tropecientas cosas prácticamente paralelas, de modo que en lugar de avanzar "hacia adelante", avanzas "hacia los lados", completando, con las subtramas de las subtramas una historia que se precipita hasta un muy buen final en las últimas 100 páginas. Esto puede hacer parecer que el libro está "parado", o que le falte ritmo; nada más lejos, porque no defrauda. Todo lo ancho que el autor abre ante ti acaba concentrándose en un único punto final apoteósico y sin resquicios.

Muy recomendable.

Después, para compensar la calidad con la cantidad, tuve la desgracia de perder varias semanas con la versión novelada de Sexo En Nueva York. Vaya por delante que ni he visto la serie más allá del beso lésbico de la prota con Alanis Morisette, ni la posterior película. El libro, desde luego, no me ha dado ganas de ir más allá. De hecho, desde las primeras diez páginas sabe uno si le va a gustar o no, porque la historia no engancha, si acaso, el estilo, y el estilo no me gustó.

Para destriparla un poco más, decir que hay diez millones de personajes, la mayoría ni siquiera nombrados (sin nombre, vaya...), y con miles de historias inconexas de principio a fin.

Una chufla.

Y tras él, engañé a una compañera de trabajo para que me lo cambiase por El Juego del Ángel, otro libro de Zafón, relacionado con el primero, aunque prefiero evitar la palabra "secuela". Bueno, ella sí es fan de Sex in the City, así que ganamos los dos, o tal vez deje de hablarme para siempre... veremos.

En fin, que este otro libro, me ha enganchado más si cabe que el segundo. Si tardé varias semanas en tragar las más o menos 200 páginas anteriores, las más de 600 de éste me han durado unos 9 días de viajes en tren.

La estructura es más "normal", pero con la salvedad que cada 200 páginas hay un nuevo ciclo de presentación, nudo y desenlace, lo cual hace que llegues, habiendo visto el percal antes, con toda la expectación del mundo a las últimas 100.

Y te matan.

La historia es una pasada, una sucesión de eventos más o menos previsibles, que te tientan a aventurar el siguiente fin de capítulo (algunos, realmente alucinantes), pero que casi es mejor dejarse llevar.

Una historia acojonante que esperas poder concretar con una explicación certera y sorprendente a la altura de todo el resto.

Y no.

Por suerte, otro par de compañeros habían leído el libro antes, y he podido confirmar que ese final, ni es final ni es nada. Es más, deja todo tan abierto a la interpretación del lector que todo bien ha podido ser el delirio de un febril enfermo que una invasión extraterrestre.

Así que no sé qué decir de él en global. ¿Qué se puede decir de un libro cuyo final te deja helado, frío, desilusionado, defraudado?

Al menos ha suscitado la conversación entre los lectores, que coincidimos en que no hay por donde cogerlo.

Será que a base de dejarte llevar, tal vez olvidas que debes tener tu propia teoría de lo que pasa, pero si al final no se te confirma ninguna de ellas, y ninguna se desmiente... ¿qué?

Entre suecos anda el juego

Llevo días, demasiados días, con la idea de escribir sobre varias cosas que en una vida anterior hubieran tenido, sin lugar a dudas, su post correspondiente.

Ahora, en esta nueva vida que me está tocando llevar, los posts se me acumulan e, inevitablemente, deben acabar compartiendo recoveco en este blog que me resisto a dejar morir.

Animado por la cantidad de visitas que se mantiene estable a pesar de la aparente dejadez del escribiente, hoy, mientras Gema debe abandonar la casa de GH10 entre los falsos pech... digooo, brazos de Gisela, me toca escribir.

Como es habitual, aún leo. Tengo dos libros pendientes de comentar, pero esta vez, debido al título impuesto por un tema anterior, hoy me toca escribir acerca de "La Princesa de Hielo".



Bajo un título tan familiar que a todo el mundo le da la sensación de que algo con ese título, bien libro, disco, peli o personaje mala de cuento de hadas, se esconde una novela, de una sueca llamada Camilla Läckberg. De hecho, su primera novela, de misterio, hambientada en su pueblo natal y de misterio.

Así, en una frase, queda resumido el libro, pero por comentarlo un poco más, diré que se trata de una novela negra en un entorno blanco de la fría nieve de Suecia. Frío empieza el libro, con un cuerpo encontrado entre la escarcha acumulada en una bañera casi congelada. Sigue presentando a la protagonista, una escritora (cómo no...) especializada en aburridas biografías que se pasa por su pueblo natal en el momento de la muerte. Involucrada, por supuesto, en el suceso al tratarse de su ex-mejor amiga de la infancia, investiga hasta más allá de donde una relación con el poli (el chico, siempre hay un chico...) listo del lugar le debería permitir. Mientras va descubriendo hechos acontecidos en esa casi olvidada infancia y se le revelan las más diversas informaciones que parecen divergentes, se plantea si escribir una novela de misterio basada en su propia vivencia, de modo que se podría decir que la propia novela es el fruto de ella misma.

El ritmo de la novela hace que se lea bien, con capítulos tal vez un poco largos para un viaje en tren. En cualquier caso, siempre un ritmo adecuado que hace que queramos ir leyendo más y más para llegar a un final que puede preverse a medida que se llega a él, pero que no deja de ser sorprendente y redondea perfectamente la historia.

En fin, que recomendable libro de una autora que creo que promete mucho, El Mundo dixit.

Pero para suecos, Abba.

Y es que voy a ir al infierno por haber ido al cine, cosa que va en contra de mi religión. Bueno, al purgatorio tal vez, ya que fue a un cine de pueblo a un coste probablemente peleable con ese dios que me prohíbe dejarme más de 1000 pelas en una entrada.

Bueno, que Abba y cine, poco más que añadir, nos lleva a "Mamma Mia", directamente y sin escalas.



Sí, es un musical, es de música de los 70, y salen los trajes típicos del grupo. Y sí, me ha encantado.

La historia es fresca, donde las letras de las canciones pegan, se enganchan perfectamente, y eso denota una labor de guión, de tener algo que contar, que es de agradecer en un tiempo en el que, tras una larga lista de pelis de superhéroes calcadas unas de otras, ahora parece que seguimos con el filón de los videojuegos.

Así pues, simplemente añadir el papelón de una espectacular Meryl Streep y un estupendo trío de personajes masculinos, secundarios de lujo para una peli "de chicas".

Y muy recomendable para todos y todas.

Hasta siempre, Paul

NDS? qué NDS?

Hoy es el cumpleaños de la persona que da sentido a mis días y alegría a mis noches.

Quedando tan cerca de nuestro aniversario de boda, es complicado acumular ideas originales que regalar en tan poco tiempo, y también acumular los euros suficientes...

Pero este año, rizando el rizo y tirando la casa por la ventana, me propongo darle la sorpresa de su vida (otra de tantas... como partidos del siglo son los Madriz-Farça).

Su relación con los videojuegos no pasa de reírse de las gesticulaciones de mi cara cada vez que jugaba al Tekken 3 en el Artea, o al Virtua Tennis 2 en el Max Center. Bueno, y ahora con el PES6 en el sofá de casa...

Traté de que dos de mis grandes pasiones se llevaran mejor en forma de juegazo. Me bajé una versión de Mario para PC, lo conectamos a la tele, y con mando tipo consola conectado al usb, como si aquello fuera una Nintendo.

El experimento funcionó durante unas horas, lo justo para reírse un rato del ruido que hace Mario cuando encuentra un ladrillo de esos que no se rompen, y para desesperarse de no pasar de la primera pantalla. En su defensa diré que yo no pasé de las segunda y me aburrí igualmente.

Pero mira que ahora la gran idea es sacar pasta de quienes no gustan de gastar sus horas muertas matando marcianos o marcando tantos en cualquier evento deportivo mientras piensa en lo jugable que es o no.

Léase Nintengo, en un alarde de imaginación, lanzó la DS y la WII, dirigido a ese público que no quiere un reto en un videojuego, sino algo más. Algo más en forma de entrenamiento mental, movimiento físico, o divertimento vario en familia. No tengo la gracia de haber sido bendecido con una WII, aunque he oído reiteradamente a más frikis que yo que está bien para una tarde lluviosa de domingo y en familia, pero para jugar sólo una noche de viernes, mejor un GTA, un NBA Live o hasta un FIFA si me apuras ;)

De modo que, guiado hasta ella a través de juegos como ese que te enseña a cocinar de verdad (seguro que me enseña más a mí que a ella), o ese otro que te ayuda a hacer ejercicios de yoga (una de sus grandes pasiones, con la que no me llevo mal), he acabado por comprarle la Nintendo DS.

Ahora mismo estará leyendo esto en el portátil de casa pensando dónde narices estará, recordando entre sonrisas todos los sitios donde le he dejado escondido algo alguna vez. Pero esta vez el sitio es nuevo ;)

¿Recuerdas dónde guardamos los collares del gato?

¡SORPRESA!

Esperamos unos minutos mientras realmente busca la consola...

...

...

¿ya?

- Vale, y ahora, ¿qué hago yo con esto? - se estará preguntando.

Muy fácil. Sólo hay que seguir unos pequeños pasos...

1.- Abre la tapa.
2.- En la parte de abajo, a la derecha, está el palillo con el que pinchar en la pantalla, sácalo.
3.- Hay un botoncillo en la parte derecha, un poco más arriba de donde estaba el palillo, que se empuja y suelta y se encenderá.
4.- Tras unos segundos de mensajes, verás un menú donde parpadea el primer elemento, arriba a la derecha; pínchalo dos veces.
5.- Verás todo un listado de juegos y una barra a la derecha para navegar hacia arriba y abajo en ese listado. Pinchando en las flechas vas para arriba y abajo.
6.- Yo que tú iría el primero al que se llama "Personal Yoga Training", que está en castellano :) Pincha dos veces sobre él.
7.- Trastea un rato, y cuando sea la apagas con el botón de encender.

Y ya no me sé más.

Lo descubriremos juntos, pero por lo que he podido ver, se pueden meter mp3, películas, fotos, hasta pdfs!

Todo un sistema multimedia al que se le pueden meter cascos y enchufar a la red eléctrica.

Ahora sólo falta que me la deje algún día para ir en el metro y dejar al fin ese cutre-juego de agrupar bolas del móvil... y que yo me atreva a llevarla... porque es la rosa, metalizada, eso sí, JUAS!

P.D: Por cierto, también tienes el de cocinar, se llama, creo "Cocina Conmigo" :)

Un año ya

Dicen que el matrimonio es la tumba del amor. Actualmente las estadísticas dicen que uno de cada dos terminará en divorcio, confirmando de manera aplastante que casarse es la principal causa de separación.

Hoy cumplo un año de casado, bueno, mi mujer y yo, claro. Hace un año ya que unimos oficialmente nuestras vidas en una celebración estupenda cuyo desarrollo no terminé de desarrollar en este blog. Parece que fue ayer, cuando salíamos disparados hacia una nueva vida que finalmente se me ha presentado como muy parecida a la anterior.

Serán cosas de haber vivido ya previamente en pecado para no llevarnos sorpresas la noche de bodas :S

O tal vez es que aún estamos lejos de los fatídicos siete años. Aunque hace tiempo que los dejamos atrás en nuestra relación. ¿Alguien puede confirmar que el problema de los siete años es en años de casados o de novios+casados?

En cualquier caso, hoy, hemos celebrado que no nos estamos muriendo en ningún ataúd, ni nos estamos asfixiando el uno al otro minándonos nuestro espacio personal. De hecho, hasta tenemos espacio suficiente para uno más... no, por ahora no aumentamos la familia, me refiero al gato...

Porque anda que no está ya todo el mundo con la fatídica pregunta que dejamos de oir el día de la boda: "... y vosotros qué?"

Si antes se referían a la boda, ahora se refieren a los hijos... Y es que nos encontramos con que parejas que compartieron curso prematrimonial con nosotros han pasado ya por el siguiente, por el de cómo educar a los hijos previo al bautizo...

Y claro, como ya tenemos un sobrino, ahora toca la niña. No sé muy por qué extraño equilibrio universal todo el mundo presupone que en caso de tener familia, vendrá la esperada niña, pero es así.

Y claro, a base de escuchar y escuchar, le entran a uno ganas de planteárselo.

Sobre todo por confirmar si tener en mente la vida de otra persona hace que a uno le parezca esa zorra hija de la gran puta menos mala.

11-M, 20-A

Donde las dan...

Todo el santo verano con Cristiano que sí, Cristiano que no, Manchester tratante de esclavos, hijosdeputa todos que no dejáis que venga gratis si hace falta.

Creo que de eso de los clubes señores se ha pasado a los señores de los clubes, porque anda que no se han hecho guarradas desde el equipo del gobierno pasando por encima de los clubes de origen de varios de sus últimos fichajes.

Pero, vaya, que si es la revés, Makelele, por ejemplo, entonces sólo se trata de un negro desagradecido que se va al olor del dinero. Joder, como si no hicieran lo mismo.

Esta vez, mientras a primeros de verano los madridistas flipaban pensando en Robinho por la izquierda y Ronaldo (el Cristiano) por la izquierda, o viceversa, ahora el primero le ha echado lo que no le echó el segundo y dice que se quiere ir.

TOMA!

¿No querías taza? Taza y media!

Ahora todos dirán que Robinho no será tan bueno, que sólo es otro negro desagradecido más, que total, ya verás cuando el año que viene venga Cristiano...

Humo, humo mientras el españolito de a pié se caga en Zapatero porque estamos en crisis, dicen... y él tiene la culpa, también dicen. Pero el fútbol, ah!, el fútbol, con la iglesia del siglo XXI hemos topado, amigo Sancho.

En fin, veremos como sale al final la cosa, que seguro que no acabará con Robinho en el Chelsea... porque si le dan una torta al Madrid, entonces el Madrid se la devolverá a otro club... más pequeño... ¿que tiemble el Valencia con Villa?

Visto la vista de los fichadores del Madrid, lo mismo cambian a un extremo por un delantero centro... mientras no se nos lleven a Van Persie al menos...

Ah! y por si hay suspicacias, recordemos también todos y cada uno de los 4000 millones de pesetas que el Barça puso encima de la mesa por Rivaldo a una semana de empezar la liga...

Medallero Olímpico



¿Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia?

Hoy es 08/08/08

Y a mí me la sopla la numerología...

... pero a las 08:00 am, he sacado esta foto.



Para la posteridad.

La soledad del ganador

Hace un par de años, cuando el Barça le ganó aquella mítica final de Champions a mi Arsenal, pude vivir la soledad del perdedor.

Ese hermano postizo que tengo en Santander me envió sin piedad todas las fotos del evento que cayeron en sus manos. La más espeluznante, Henry, con el 14 a la espalda, sólo, en medio del campo, en medio de toda esa gente, en medio de todo ese ruido.

La soledad del perdedor, pensé, sería un magnífico título. Mientras los ganadores se reúnen en torno a quien sea, entrenadores, compañeros, etc, los perdedores se resignan, se sientan, se desesperan viendo escaparse entre sus dedos la ocasión de gloria perdida.

Además, cuando se gana nunca se está sólo. Cuando se pierde, es fácil estarlo.

En aquella ocasión, la soledad del perdedor se manifestó como nunca.

Hoy, en diferido, hemos disfrutado de la final de OT. Sí qué pasa, OT.

No es que ninguno me apasione especialmente, de hecho, no recuerdo a algunos que abandonaron al principio, ni muchos de los ganadores anteriores, pero qué quieres, esta vez me ha enganchado el lado humano del concurso; que gane Virginia, vamos, que es lo que les jode a la mayoría...

En fin, que esta vez, hemos visto a una posible ganadora frente a un posible ganador. Todo el mundo, triunfitos, jurado (salvo el de las gafas...), incluso me atrevo a decir que la discográfica que anda por detrás (Sony...), querían que ganase él, Chepablo.

Pero no.

Esa audiencia que Chus Vázquez ha repetido tantas veces que se hace el moño donde le da la gana, quiso que no, que esta vez, iba a ganar la marginada. La favorita del favorito: Risto.

Y mira tú, esta vez, la soledad, fue de la ganadora.

video


Imaginad que esto lo ve alguien que no habla español. Si no fuera por la reacción de una Mónica Naranjo que, por cómo ha hablado otras veces, no se siente demasiado cerca de las discográficas, nadie diría que gana ella. Sobre todo cuando todos van a abrazar al perdedor...

Incluso cuando hacen que pase la pasarela como ganadora, detrás sólo la esperan sus padres... y luego la hacen volver! ¿No sería normal que estuviesen todos allí esperando al ganador? ¿Y que hicieran una entrevista más a fondo con quien ganase y éste fuese el último en pasar la puñetera pasarela?

Pues no, parece que no.

Va a remar su...

Hoy he recibido un correo la mar de revelador. Y lo tengo que postear; sin mayores explicaciones, sin mayores comentarios, sin mayores añadidos, tal cual me llegó.

En 2004 se celebró una carrera de remo entre empleados de una empresa japonesa y de otra española. Se dio la salida y los japoneses empezaron a destacar desde el primer momento, llegando a la meta con una hora de ventaja sobre el equipo español. La dirección de la empresa española analizó las causas de tan amarga derrota y advirtió que el equipo japonés estaba compuesto por 10 remeros y un jefe de equipo, mientras que la tripulación española la componían 10 jefes de equipo y un remero, por lo que se decidió adoptar las medidas adecuadas.

En 2005, la tripulación japonesa llegó dos horas y media antes que la española. La Dirección se volvió a reunir y, tras un sonoro rapapolvo a la Gerencia, concluyeron que los japoneses habían repetido estrategia (10 remeros y 1 jefe de equipo) mientras que la innovadora tripulación española, remozada tras las eficaces medidas tomadas el año anterior estaba compuesta por: 1 jefe de equipo, 2 asesores a gerencia, 7 jefes de sección y 1 remero. La conclusión de la Dirección fue unánime: el remero es un incompetente.

En 2006, tras encargar una innovadora trainera al departamento de nuevas tecnologías, la ventaja de los japoneses fue de cuatro horas. El equipo directivo reunido para analizar las causas del nuevo desastre comprobó que el equipo nipón había optado por la ya tradicional formación ( 1 jefe de equipo y 10 remeros), mientras que el español, tras una auditoría externa y el asesoramiento especial el departamento de organización, optó por una formación mucho más vanguardista: 1 jefe de equipo, 3 jefes de sección con plus de productividad, 2 auditores de Arthur Andersen y 4 vigilantes jurados que no quitaban ojo al único remero de la tripulación, al que habían amonestado y castigado quitándole los pluses e incentivos tras el fracaso del año anterior.

Tras varias horas de reuniones, se acordó que, para la regata de 2007, el remero sea un becario o en su defecto, una contrata externa, ya que, a partir de la vigésimo quinta milla, se ha venido observando cierta dejadez en el remero de plantilla, actitud que roza el pasotismo y con comentarios del tipo: "El año que viene va a remar su puta madre”.

La niña de papá

No he podido resistirme.

Mira que no quería postear algo desagradable. Mira que me he aguantado con lo de Martinsa-Fadesa, con lo de los petardos montañeses.
Mira que no quería postear algo ilusionante. Mira que me he aguantado con lo de Alonso y Piquet, con lo del basket contra Rusia.

Pero esto me ha matado.

Imaginad.

Un país, donde se lleva la castidad de las hijas por bandera. La de los hijos no le preocupa a nadie, supongo, a menos que la pierdan a manos y piernas de alguna de ellas. Las niñas, esas que Sabina decía que ya no quieren ser princesas, ahora son reinas. De un baile.

Un baile en el que su pareja es... papá.

¿Que por qué no detienen a todos por pederastia? Pues porque todo va envuelto en un precioso velo de religiosidad encorsetadora a más no poder. Pero desde luego la estampa me parece desoladora.

Niñas en un baile con sus padres en el que se celebra el rito de jurar permanecer puras y fieles a sus padres hasta que otro hombre las tome como esclav... digooo esposas, relevando así a los primeros como dueños de la pureza y castidad de sus almas.

Joder, voy a vomitar.

¿Serán conscientes estas niñas de que están entregando sin pudor su libertad sexual jurando algo que no tienen edad de comprender?

Aunque, lo más importante, ¿existirá algún rito que anule este acuerdo totalmente tendencioso e impuesto por una de las partes? ¿Algo así como un divorcio de papá?

En el país de las libertades, ¿dónde c*ñ* (nunca mejor dicho), queda la libertad sexual de estas personas?

Ubuntu Hardy Heron

Al fin, sí, tengo Ubuntu 8.04 instalado como dios manda en el disco duro del portátil. El proceso ha sido algo largo, más que nada por la falta de tiempo que por la falta de ganas y, por qué no decirlo, por el engorro de ponerme a reparticionar para hacerle un hueco.

Inicialmente, y para no tener que tocar absolutamente nada en las particiones, fue utilizar VirtualBox para simular una instalación de Ubuntu. Conseguí que se instalase, que viera la tarjeta de red (y conectarlo a internet, claro), el resto del disco duro (las particiones de Windows), el CD, etc. Pero, siempre hay un pero para necesitar un nuevo paso en el camino, es que la emulación de la tarjeta gráfica se quedaba más que floja para poder disponer de Beryl (en aquellos tiempos aún no había Compiz) en todo su esplendor. El objetivo inicial, por supuesto, era tener el cubo dando vueltas para dejar boquiabiertos a todos aquellos que me preguntasen eso de ¿Ubu-qué?

Viendo el límite del VirtualBox, herramienta más que útil para otros menesteres, el siguiente paso fue entrar en el maravilloso mundo de las live de Ubuntu. Para los más profanos, Ubuntu puede correr en un ordenador sin necesidad de instalación. Una vez ya me salvó la vida, esta vez, me valió para comprobar que necesito drivers no soportados completamente con Ubuntu para ver el cubo...

Pero claro, eso de tener que usar el mismo sistema básico y sin florituras cada vez que lo necesito, pues no mola nada. Y no poder hacerle virguerías, pues tampoco...

De modo que el siguiente paso en el camino, fue instalarlo en el disco duro, pero haciéndole trampas a Ubuntu. Esta vez, Wubi hizo la magia.

Esta herramienta permite que instales Ubuntu como una aplicación más de Windows, y desde Windows. Así, se le hace creer a Ubuntu que accede a un ordenador cuando en realidad se le encapsula entero en un único directorio de X gigas de Windows.

Vale, ahora ya puedo tener el cubo, guardar las configuraciones y vistosidades varias, y acceder al resto del sistema, a internet, a todo, y como si estuviera realmente instalado normalmente.

Nunca un "como" tocó tanto las pelotas. No sé si por la fragmentación de mi disco duro o porque la trampa a Ubuntu lleva su tiempo, el sistema tardaba como unos 3 infinitos minutos en arrancar.

Y eso si que no puede ser...

Así, finalmente, y con mis dos particiones de Windows, me he metido en ello hasta las trancas.

1.- Norton Ghost para hacer una copia de seguridad de la partición de datos.
2.- Partition Magic para partir dicha partición de datos en dos, y dejar 7 gigas para Ubuntu. Sin particionar, como si no estuvieran ni para Windows.
3.- Arrancar la live de Ubunut 7.10 y empezar la instalación con partición de disco guiada en el espacio más grande encontrado al final del disco (ese de 7 gigas que dejó el Partition).
4.- Una vez conectado a la wifi, actualizar a Ubuntu 8.04, actualizando todos los paquetes del sistema.

Y listo.

Este post, el primero que cae desde Ubuntu con su Firefox 3 y su escritorio retocado que ha quedado tal que así:



Para esto último, en realidad, me he basado en uno de esos muchos bloggers que cuentan como lo han hecho antes que yo.

¿Y lo a gusto que se queda uno?

Seres repugnantes

Lo he tenido que poner, para que se expanda más allá de internet:

Erase una vez en un avión.

- ¿Cuál es el problema, Sra.? - Pregunta la azafata. -

¿Es que no lo ve? - Responde la dama - Me colocaron junto a un negro. No soporto estar lado de uno de estos seres repugnantes. ¡Denme otro asiento!

- Por favor, cálmese… - dice la azafata - Casi todos los asientos están ocupados. Voy a ver si hay un lugar disponible.

La azafata se aleja y vuelve de nuevo algunos minutos más tarde:

- Sra., como yo pensaba, no hay ya ningún lugar libre en la clase económica. Hablé con el comandante y me confirmó que no hay más sitios disponibles en la clase económica. No obstante, tenemos aún un lugar en primera clase

Antes de que la dama pueda hacer el menor comentario, la azafata sigue:

-Es del todo inusual permitir a una persona de la clase económica sentarse en primera clase. Pero, vistas las circunstancias, el comandante encuentra que sería escandaloso obligar a alguien a sentarse junto a una persona tan repugnante.

Y dirigiéndose la persona de color (al negro pues), la azafata le dice:

- Si el Sr. lo desea, tome su equipaje de mano, ya que un asiento en primera clase le espera.

Y todos los pasajeros alrededor se levantaron y aplaudieron.

Ánimo Roger

Sí, ha ocurrido, como me ocurre tantas veces, el ir contracorriente en esto de las competiciones deportivas varias me ha llevado a la desilusión.

En un mundo en el que ahora disfruto viendo a Alonso quedar del 6 para abajo, tengo que reconocer que con Rafa Nadal lo tengo mucho más difícil, y sobre todo ahora que se ha llevado Wimbledon frente a Roger Federer (mi favorito tras la retirada de Sampras) en un partido épico cortado varias veces por la lluvia.

El partido comenzó tan mal como bien siguió, ya que Rafa se adelantó 2-0 y luego Roger se puso 2-2.

Al final, Rafa se ha llevado la copa de oro y ha roto la racha de cinco años seguidos ganando del suizo.

Esto, que aún no lleva a Nadal al número uno (y sigue como el mejor número dos de la historia, eso hay que reconocerlo), puede ser un punto de inflexión, ya que mientras no haya quien lo evite, el futuro es suyo. Mientras Federer está viendo más pasado que futuro en su carrera, Rafa aún tiene 22 años y un futuro que se presenta arrollador.

En cualquier caso, yo sigo creyendo que Roger Federer es mucho más completo y que las condiciones de una hierba arenizada han favorecido que Rafa haya ganado al fin.
Y sigo creyendo que Federer va a seguir siendo el número uno durante mucho más tiempo, porque ahora le toca a Rafa mejorar en otra superficie donde Roger es mejor: moqueta.

Bueno, a no ser que arenicen también la moqueta y se pueda ganar con peloteos desde el fondo de la pista, oye...

Vamos, que sí, que se me ve el plumero, y en contra de todo el resto del país, me jode que haya ganado Nadal, ea.

Go Roger, Go!

Expediente Anwar

No todo en los americanos es como para vomitar. Sí, sí, incluso fuera del baloncesto... aunque sea a nivel de selecciones...

Una de esas cosas es la siguiente frase que tal vez vaya a convertirse en recurrente:

"Quien sacrifica la libertad en nombre de la seguridad, no merece ni la libertad ni la seguridad"


Lo dijo un tan Benjamín Franklin, y es hoy más aplicable que nunca.

Tras el 11S, no es una novedad, las libertades civiles quedaron supeditadas a la seguridad nacional. Esto, que no tiene por qué ser malo en la práctica es teóricamente una aberración. Sobre todo, porque nadie parece tener nada que decir en un país tan políticamente liberal como los USA, en el que se pone el grito en el cielo si no se bajan los impuestos, pero no pasa nada si ese estado repudiado y llevado a su mínima expresión mete las narices en tus comunicaciones, en tus pantalones, en tu libertad.

Será que el dinero vale más que esa libertad que llevan por bandera.

Pero no, no todo es tan horrible. Por suerte, hay quien está dispuesto a mostrar los efectos de una realidad que pretende ocultarse a los ojos de la sociedad que lo mantiene.

En Expediente Anwar, se presenta una realidad, que tal vez no sea de verdad, tal vez sí, pero que al menos es diferente a la oficial, y es para pararse a pensar.

Seguro que el guión, con ciertos puntos melodramáticos y peliculeros, viene a contarnos una historia en la que Anwar, nacido egipcio, pero habitante legal en los USA (y tira), pagador de impuestos y padre de un hijo y otro en camino con una rubia blanca prototipo de americana modelo, es víctima de las medidas que con la excusa de la lucha antiterrorista, pueden aplicársele sin miramiento alguno.

El bueno de Anwar es torturado para escudriñar en una información que no tiene y que acaba inventando. Pero eso da igual, sólo la información es lo importante, aunque después se demuestre como falsa, qué más da. Culpable a la más mínima prueba circunstancial; mentiroso si no confirma las sospechas.

Y mientras tanto, su mujer trata de mover hilos entre las altas esferas, sólo para darse de bruces con una directora de operaciones que puede dormir tranquila si coartar la libertad de uno significa que potencialmente 7000 personas dormirán seguras en el centro de Londres... mientras al rededor de todos el odio va generando más odio y serán víctima de ello.

Al margen de la historia, que no destriparé cómo termina, me parece que es una película más que digna de ver, con unos actores que llevan el peso de la misma con gran solvencia, entre los que destacaré el papel de una Meryl Streep más comprometida que en Leones por Corderos, si cabe.

Vaya, que soy poco imparcial, porque entra dentro de esas historias que es probable que ocurran, aunque no haya manera de demostrarlas.

Se ha convertido en otra de esas pelis que tocan temas políticamente incorrectos de los que hablar en animadas conversaciones conspiranoicas.

En el país del crepúsculo...

Dicen que son el país más poderoso de la tierra, cuando probablemente sólo sean fanfarronadas de matón de patio de colegio. También, que son la más antigua democracia cuando no saben ni dónde nació esta forma de gobierno. Se tienen por libertadores del mundo cuando siguen explotando a sus propias minorías de manera casi esclavista.

Joder, dicen que son los más ricos de la tierra, cuando no quiero imaginarme cuántos de sus ciudadanos viven como si realmente lo fueran.

Si hasta se permiten mirar la paja en el ojo ajeno! Probablemente para evitar ver las vigas en los suyos...

Pero lo de hoy, lo que hemos podido ver hoy, no tiene nombre.

Una vez leí un experimento. Tal vez se trate de una leyenda urbana, pero básicamente venía a decir que la probabilidad de que alguien acuda en socorro de un prójimo al que le da un infarto en mitad de la calle es inversamente proporcional a la densidad de población. Es decir, si te da un jamacuco y te quedas seco en mitad de la calle, mejor que sea en Villaberza del Duero que en plena Castellana de Madrid. La explicación viene del hecho de que psicológicamente nos autoexluímos de ayudar con la excusa de que ya habrá alguien que lo hará. Por eso, donde más gente hay, más se tiene dicha excusa para no acudir en ayuda de quien lo necesita urgentemente.

Algo parecido hemos podido constatar esta vez, en la sala de espera de urgencias de un hospital... americano...

Resulta que la buena de Esmin Green, de 49 años, acude a urgencias, y la tienen esperando durante 24 horas. Aquí no hay huevos para dejar a un jubilado todo ese tiempo en espera, antes te queman el ambulatorio, y como sea para arramplar medicamentos gratis ni te cuento. Pero en fin, que la buena mujer, harta tal vez de la espera, cae redonda al suelo presa de un ataque.

Hay más personas en la sala, aunque probablemente prefieren no meterse para no meter la pata y verse acusados de negligencia ante un tribunal, de modo que ni se arriman; ni se inmutan; ni la miran.

Supongo que el pensamiento de que ya lo hará quien cobra por ello planeó por sus pensamientos.

Pero héte aquí que, en una de estas, aparece un segurata. UN SEGURATA!!! Sí, uno de esos que velan por la seguridad de los presentes, sí, uno de esos que cobra para que nadie muera en esa sala (y alrededores...). Aunque, ciertamente, la letra pequeña de su contrato dice que debe actuar en caso de que alguien (preferiblemente negro o chicano) se meta en el recinto a punta de pistola y tome rehenes. Sí, ahí debe actuar. Si una mujer que lleva un día entero esperando en una sala se desploma y se queda tendida en el suelo es que encima debería pagar por el improvisado catre, como para encima actuar!

Pero espera! Aún hay más!

En otra de esas mismas, otro segurata, dicen, a mí me parece el mismo, se asoma a ver a la negra del suelo.

PERO LO HACE SOBRE SU SILLA CON RUEDAS DE LA QUE ENCIMA NI SE LEVANTA!!!

Se empuja con los pies hasta hacer rodar la silla de oficina por el pasillo hasta la sala, echa una mirada, tal vez para asegurarse de que el otro no le vacilaba cuando se lo contó, tal vez para ver si su incredulidad le había costado los 20 pavos de la apuesta que hizo con quien se lo contó...

No lo sé, todo lo que puedas imaginar al ver las imágenes es poco frente a la realidad de ver cómo se deja morir a una persona en una sala de espera de un hospital.

Y todo, en el país de las libertades y el hogar de los valientes... joder, valientes libertades que dejan que te mueras donde vas con la esperanza de que te curen.

Y aún dicen que la seguridad social es un caos en este país... si alguien llega a morir así no sé lo que habría pasado.

Aunque seguro que algo más que seis despidos y una declaración de intenciones de atender las urgencias en un máximo de... 10 HORAS!

- Oiga es que me estoy desangrando.
- Ya, pero es que acaba de llegar, caballero, espere su turno, si en 6 horas sigue vivo, le atenderemos.

Dame de comer...

... y llámame tonto...

Pero dame de comer, c*ñ*!

Pudimos!

Acaba de terminar la Eurocopa 2008.

Hace unos posts critiqué la publicidad generada en torno a este torneo por parte de la cadena de televisión que ha ganado una pasta retransmitiendo los partidos de la selección española (uno al día de cualquier selección en realidad, pero bueno).

Entiendo la exaltación deportiva como el que más, como cuando vi aquella noche ganar a unos juniors de basket en Lisboa contra una USA más que favorita. Aquellos chavales, después ganaron el mundial.

Y mi vida siguió siendo bastante parecida. La hipoteca siguió pesando lo mismo (algo más gracias a la escalada del euríbor), el trabajo seguía siendo el mismo, y las cosas malas siguieron pasándole sobre todo a gente buena.

Esta vez, supongo que la crisis seguirá ahí, el petróleo seguirá subiendo, al igual que los precios, y las cosas malas les seguirán pasando a la gente buena, pero parece que da igual.

Me alegro sobre todo por un Cesc que se mantiene como líder de un Arsenal fiel a sí mismo como nunca (con jugadores saliendo detrás de los euros de grandes europeos). Y por Xavi.

Para mí, el mejor del equipo, el mejor de la final por encima de Torres, y el verdadero motor. Y eso que no entiendo de fútbol. Pero entiendo que el pase de gol fue de un Xavi realmente magistral todo el partido.

Photobucket


Aún no se sabe quién es el MVP del torneo, pero para mí, Xavi.

Y el tapado, Iniesta. Crack.

En fin, que finalmente eso del Podemos! se ha hecho realidad, aunque me he mantenido en mis trece de no entrar en toda esta vorágine de compras de banderas, camisetas, gorras, etc... y pudimos.

Pero sobre todo el pudo soy yo, que me he llevado la porra de la oficina, y con este, post deliberadamente retrasado hasta el día de hoy, llego a los 650.

Otra de pelis

Una semana de vacaciones, ¿dónde quedó?, me ha dado para compartir algo más que películas tanto en formato de 700 megas como en 35 milímetros.

Y, como siempre, ha habido de todo, como en botica.

Para empezar, una que en realidad vimos antes de las vacaciones: Ironman.

Joder, qué peli. Entretenida, y la verdad que ni tan mal para lo que se huele últimamente en cuanto a historias de superhéroes se refiere. Se nota que en esta al menos había una historia que contar, aunque todo fluya de una manera demasiado previsible, propia de este tipo de pelis.

A saber, chico malo, le pasa algo peor, y se hace bueno. Después, entrena/desarrolla su habilidad/poder para el bien, y un ser tremendamente cercano, le traiciona, escena final, fin.

¿Que cuál es la escena final? Leche, está claro, la pelea final, contra ese ser maligno y malvado que con tan mala fe traicionó a nuestro héroe... si es que no falla.

En fin, que como no conocía demasiado la historia de Tony Stark, pues bueno, después de las consabidas flipadas de que se tiró a todas las páginas centrales de cierta revista para machos, hasta le pillé un poco el gusto.

Para seguir, e ilógicamente por la última que hemos visto, por aquello de seguir cierta línea argumental en el post, la nueva versión de Hulk. Porque no, no se trata de Hulk 2, no, se trata de Hulk, otro, pero el mismo, como si el primero no hubiera existido nunca. Y es cuando los productores meten la pata intentando sacar una historia que se ajuste a la necesidad de todo héroe donde no la hay, la cosa no puede quedar así y hay que sacar rentabilidad de los derechos adquiridos. Sí o sí.

El resultado es otra peli, mucho más ajustada al guión necesario, y con casi dos horas de pim-pam-pum. A saco, escena tras escena, todo acción, pura adrenalina... aunque haya que sacarse a un malo, muy muy malo, de debajo de las piedras. Y si encima es un traidor a la patria, con más motivo.

Peor que Ironman, para mí, cortada con el mismo patrón, pero con menos mimbres.

Y por último, aunque la vimos entre medias, El Incidente.

Joder, hace tanto que esperaba otra obra maestra de Shyamalan, que tuve que ir a verla.

La peli sigue con todos los ingredientes del director. Tensión a más no poder, actores que parecen hechos para esos papeles, predicibilidad para los más pesimistas, y niños que intervienen en la historia.

Y un macguffin como una catedral en forma de anillo del humor con su propia interpretación de colores. Realmente magistral.

¿Qué pasó entonces para que no me acabara de gustar?

Dejadme responder a una pregunta con otra pregunta...

¿Qué tienen todas las películas de Shyamalan y que no tiene esta?

Lo mismo que este post.

Premios Príncipe de Beckelaur

No es la primera vez que los critico, pero es que esta vez sí que sí. Esta vez los premios príncipe de asturias (las mayúsculas ya no se las merece...) parecen más bien los premios príncipe de beckelaur, sí, sí, el de las galletas...

Porque, vamos a ver, darle el premio de comunicación a una empresa que contribuye a mantener la censura en internet, que cachea todas las búsquedas realizadas por una determinada ip (tu dni al navegar), que lee tus correos para insertar publicidad (quien sabe si para algo más), que mantiene una actividad de arrapiñe internetero sin precedentes comprando todo lo que pasa por su lado con cierto éxito con el que no puede competir (léase youtube) aunque luego no sepa muy bien qué hacer con ello... darle el premio a las humanidades a una empresa que se postula como el heredero de Mocosoft en cuanto a multinacional que pretende hacerse con el monopolio de los usuarios de internet, ofimática, correo electrónico y cualquier cosa que huela a aplicación web...

... tiene que ser una guasa.

Claro que desde Alonsito primero de egpaña ya les ve el plumero a estos premios. La cosa es dárselo a alguien que resuene en el momento y que dé publicidad a unos premios tan acabados como su nombre.

¿Llegará el día en que pueda cruzarse internet de parte a parte sin salir de google de aquella manera en que una ardilla cruzaba España sin tocar el suelo?

Espero, por el bien de todos, que no.

Sobre todo porque cuando Google lo controle todo, ¿quien evitará que seamos víctimas de un Gran Hermano cuyo lema puede no llevar a cabo?

Y lo peor, que nadie sea capaz de averiguar si google es evil o no, o que pase por el aro de no destaparlo.

Y no olvidemos, por encima de todo, que google no es más que una empresa que se dedica al asqueroso mundo de la publicidad.

Conflictos generacionales

Hoy me ha llegado este correo, y ha sobrepasado con creces la categoría de spam para convertirse en post:


El medico ingles Ronald Gibson, comenzó una conferencia sobre conflictos generacionales, citando cuatro frases:

1) 'Nuestra juventud gusta del lujo y es mal educada, no hace caso a las autoridades y no tiene el menor respeto por los de mayor edad. Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos. Ellos no se ponen de pie cuando una persona anciana entra. Responden a sus padres y son simplemente malos'.

2) 'Ya no tengo ninguna esperanza en el futuro de nuestro país si la juventud de hoy toma mañana el poder, porque esa juventud es insoportable, desenfrenada, simplemente horrible.'

3) 'Nuestro mundo llego a su punto critico. Los hijos ya no escuchan a sus padres. El fin del mundo no puede estar muy lejos'

4) 'Esta juventud esta malograda hasta el fondo del corazón. Los jóvenes son malhechores y ociosos. Ellos jamás serán como la juventud de antes. La juventud de hoy no sera capaz de mantener nuestra cultura'


Después de estas cuatro citas, quedó muy satisfecho con la aprobación, que los asistentes a la conferencia, daban a cada una de las frases dichas.

Entonces reveló el origen de las frases mencionadas:


- La primera es de Sócrates (470 - 399 a . C.)

- La segunda es de Hesíodo ( 720 a . C.)

- La tercera es de un sacerdote del año 2000 a . C.

- La cuarta estaba escrita en un vaso de arcilla descubierto en las ruinas de Babilonia (actual Bagdad) y con mas de 4000 años de existencia.


Ahora bien, no he podido constatar quien es el tal Ronald, ni la veracidad de las frases que se imputan a tan exquisitos orígenes... en cualquier caso, es bonito...

¿Eres de los que piensan que no debería haber segunda parte del texto? ¿O menos mal que la juventud purga la sociedad cada generación?

Posteando a mi hora de salir...

Joder, es que con esto de las 65 horas, no hay Dios que postee antes... buf!

P.D: son las 0:59, y acabo de terminar de cenar tras una jornada de 10 horas

Y ahora me enfado y no transporto

Pues sí, estamos ante un ataque en toda regla contra el sistema.

Y a nadie parece importarle más allá de llenar su tanque de gasolina o llevarse un carrito del Erosqui llenito hasta donde permite la legalidad de cajas y cajas de leche.

Ande yo caliente, ríase la gente.

Entiendo perfectamente que la situación empieza a ser insostenible. La crisis, nos pongamos como nos pongamos, está aquí. La vivienda, motor de nuestra economía nacional cuando la lluvia y los aprovechados se cargan el turismo, está haciendo caer a constructoras e inmobiliarias, los precios, esos de los que Rajoy sólo se acordó en los debates electorales (puede que con razón, pero le quedó un poco forzado), suben que da gusto verlos, y ahora el diésel está por encima de la gasolina...

Tengo suerte de utilizar mucho el transporte público, desde autobuses, trenes y metros. Pero hoy no me ha quedado más remedio. Mañana por la tarde tengo que desplazarme a un lugar en un horario bastante malo para poder volver a casa, de modo que iré en coche... hasta la mitad, luego en metro, para que no se diga.

Y al ir a por gasolina (sí, soy de los que echa gasofa sólo cuando la lucecita dice que si no te vas a quedar en la cuneta...), me he encontrado con que la gasolinera del Sobaco sólo surte por dos surtidores, y una cola de unos 15 coches delante de mí.

¿Estamos en guerra? ¿Han vuelto los tiempos de racionamiento de la posguerra?

No, simplemente, hay una huelga. Y a estas alturas, huelga decir a cuento de qué.

Los transportistas, esos que abastecen a todo el país de todo producto, se quejan de la escalada del precio de los combustibles, y se han plantado.

Tiene guasa, seguro que cuando baja no proponen pagar más impuestos como preparación de estas vacas flacas. No, es ahora, cuando les aprietan desde abajo, desde los costes, piden ayuda a papá estado. Joder, y eso que seguro que ninguno es comunista...

Y es que es curioso, como los constructores, piden cuentas a un estado del que pocas otras veces se acuerdan. Me dicen que se acuerdan más de su madre (la del estado) cuando les toca pagar más de la cuenta o no pueden llegar a cuadrar del todo el iva.

Que digo yo, que si no te sale rentable trabajar por lo que te paga tu cliente y lo que te cuesta la gasolina, siempre puedes subirle el precio al cliente, no? Que digo yo que la gasolina sube para todos por igual, no? Y que digo yo que esos que tienen regulado el precio y a los que también les suben la gasolina, no les veo quejarse...

Es que no lo entiendo. La pregunta no respondida por ahora para mí es: ¿qué evita que no puedan trasladar el coste al precio que facturan al cliente? ¿Acaso tienen precios cerrados? ¿Acaso la competencia en el sector es tan enorme que quien suba algo el precio se cae con todo el equipo?

Si alguien me lo puede contar, se lo agradezco.

Y por otro lado, ¿qué pretenden? Atentar contra el bienestar de millones de personas ¿para qué? ¿Acaso creen que vamos a mirar al estado por lo mal que les trata? ¿O nos cagaremos en sus muelas porque ya no tenemos cereales para el desayuno en el súper?

Si el gobierno tiene a bien no negociar con terroristas ni dejarse chantajear, lo lleváis bueno, chavales. Porque no estoy en contra de los transportistas, pero a todo se debe encontrar una salida dialogada, y si te toca apretarte el cinturón porque tu sector las está pasando putas, pues aprietas. Y si te tienes que quedar en tu casa porque te sale más rentable, deja de tirar piedras a quienes intentan trabajar.

Y es que no lo comprendo, que me lo digan, de verdad, ¿por qué no le pasan la patata caliente de subir el precio de la mercancía a las grandes distribuidoras?

¿Por qué no pasarle el problema de tener que competir frente a los consumidores a las grandes compañías?

Esas grandes compañías que en épocas de vacas gordas se hacen más ricas que nadie, ahora deberían ser las que apechuguen con el mayor peso de la bola del mundo que tenemos sobre los hombros.

Si no, que se hundan en este sistema tan perfecto de la libre competencia...

Putos publicistas!!!

Que sí, que es ofensivo, que es políticamente demasiado incorrecto para ser políticamente incorrecto, que sí, que no hagáis esto en casa niños, que está mal.

Pero es que no los soporto.

Putos publicistas.

Si hace como seiscientos posts titulaba uno como "Tú eres un asqueroso" (búsquese, creo que merece la pena), ahora no me puedo siquiera dejar llevar por la lírica del título y lo así, a las claras, sin paños calientes que dirían esos Serrano con fecha de caducidad.

Y esta vez, como ya se podía presuponer, la publicidad va mucho más allá del miedo, de la supuesta sinceridad de los niños, de los valores más humanos, esos que nos hacen humanos, que dirían en Matrix, para llegar hasta lo más hondo del pozo: lleguemos a la persona.

Y sí, estos son los putos peores anuncios a los que me he tenido que enfrentar los últimos meses. De calidad artística infinita para quienes no pueden dejar de ver el arte sobre la indecencia de manipular a la gente así, yo no puedo dejar de pensar en la burda propaganda más rastrera utilizada siempre.

Esta vez el enemigo se nos mete hasta el puto tuétano. Y no lo soporto.

Para empezar, el peor:



Joder, cuánta gente que ha visto el anuncio sabrá dónde coño queda Macondo... ¿cuántos se habrá preocupado de enterarse?

Este no se le queda a la zaga:



Joder, no te lo crees que cualquier tiempo pasado fue mejor, espera a que llegues a la edad de pagar una hipoteca, chaval, y entonces hablaremos. Por cierto ¿a quién más le parece que la chica del final la caga totalmente con su interpretación tan forzada?

Pero para remate de manipulación colectiva, éste:



¿Podemos? ¿PODEMOS? Será pueden!!! No te jode, como si engordar la audiencia de los partidos fuera a servir para que PASEN de cuartos... aaaaaay... y así toda la vida... pero es igual, porque todos acabaremos viéndolo. ¿Realmente es necesaria taaaanta manipulación?


Menos mal, que como siempre, viene ÉL y lo arregla todo:



Y sí, ciertamente, si no tienes el contexto, no vas a entender el texto... y, también, esto es otra manipulación como la copa de un pino, claro, como el resto... pero es que es taaaaan boniiiiitoooooo... glgllglglrlglrlglrlg

La Burbuja del Pocero

Dicen que la burbuja inmobiliaria está en plena explosión. Que ya no se venden tantas casas, ni se contratan tantas hipotecas, ni los precios de los pisos suben tanto.

Algún loco habla de que bajan.

Algún otro dice que ya subirán.

Lo que sí parece claro es que las vacas gordas de los poceros del país están empezando a adelgazar a marchas forzadas... si bien siempre he pensado que esto es como todo, si robas 5 euros eres un raterillo, mientras que si te llevas siete u ocho cifras serás un desfalcador, que te pongas como te pongas es mucho más sonoro. Y mucho más lucrativo, claro.

Es decir, que mientras todo el mundo piensa que mira como se pillan las manos los pequeños especuladores, los grandes constructores (nótese el cambio de término) ya están llorando a papá estado para que les solvente la papeleta. Quien piense realmente que los grandes van a caer con los pequeños, que tire la primera piedra... mirad si no la bolsa... la banca siempre gana...

En fin, que además de forrarse más allá de lo éticamente soportable, y de pretender que todas sus felonías se mantengan con dinero público, ahora va, el bueno de Paco, y pretende hacernos creer que es una hermanita de la caridad, todo un Robin Hood del siglo XXI que cobra caro a esos que pretenden hacerse con una casa (nada menos!) para dárselo a quienes necesitan un avión...

La historia, realmente, tiene bemoles y sería para reír si no fuera para llorar.

En T5 sacan la terrible historia de Elvira Roda, una mujer alérgica a prácticamente todo, que debe vivir aislada absolutamente de todo.

La pobre mujer lleva un tratamiento en Dallas, y no tiene dinero suficiente para volver. Y es que no puede hacerlo en un avión cualquiera, sino que necesita todo su universo dentro del mismo en torno a su persona.

Y claro, eso no es barato, nada barato...

Pero héte aquí que llega SuperPaco, bien aleccionado por sus colaboradores publicitarios, en salvación de los necesitados y arrimando su ascua a la noticia, va a poner su pedazo de aeroplano a los pies de Elvira.

Joder, en esta sociedad de chismofamosos, esto huele a montaje desde más allá de la inocencia de nadie.

¿Alguien se cree eso de que Paco lloró al ver la noticia?
¿Igual que cuando ve las ganancias de cada una de sus promociones?

No, sé, tiene guasa, un motivo más para no soportar a los publicistas. A los abogados les obliga la presunción de inocencia y el derecho del imputado a ser defendido; los publicistas hacen lo que haga falta para venderte lo que no te hace falta.

Buf! y el siguiente post, otra de publicidad...

¡¿Ande has andao?!

¿Que donde he estado parapetado todo este tiempo para de repente parir posts con una fecha de nacimiento que concuerda con su aparición en este blog?

En la cárcel.

Bueno, no en una de esas con barrotes y paredes tan grises como las caras de sus inquilinos, sino en otra, no sé si peor, vilipendiado por este lugar en el que habita el blog; a saber: blogger.

Resulta que así, sin mayor aviso y amparado por el anonimato de hacer y deshacer desde el otro lado de esta plataforma bloggera, me encontré hace unas semanas con un bonito mensaje que me avisaba de que un robot (UN ROBOT!) había decidido que soy un rojo peligr... perdón, un posible spammer que hace un uso abusivo de este servicio gratuito.

Como mucho, me daban la posibilidad de pedir que un ser humano se dignase a pasarse por este mi lugar de soltar penurias, y decidir por encima de una máquina si merezco poder seguir publicando mis charadas o no.

Bueno, aceptamos presunción de culpabilidad como derecho humano y procedo. Mientras tanto, veo que puedo, al menos, generar posts y dejarlos en el congelador hasta que pudiera volver a publicar.

Así, con la decepción de comprobar que no es lo mismo escribir y publicar que escribir y congelar, ha ido perdiendo la sana costumbre de contar cosas hasta que finalmente, gracias a un buen samaritano que se ha dignado a comprobar que esto no se trata de uno de esos blogs que pretende hacer desaparecer (pero ahí siguen), he podido volver a las andadas.

Y que sea para mucho, espero, o hasta que alguien vuelva de nuevo a decir que no, que soy culpable de escribir tan mal como canta Esther de OT8, y que por eso te cerramos cautelarmente esta ventana al mundo. Total, sólo me han hecho perder el ritmo de visitas:

Photobucket


Menos mal que no hago esto por ello... pero he vuelto, y soy peor que antes.

Espero que me hayan echado de menos, querido público.

A mí me pasó a los once

Una noche, con la cabeza debajo de las mantas, esperando para dormirme, sin más, fui consciente de mi propia muerte.

La Catedral del Mar

En una preciosa tarde de 1320, Bernat Estanyol se casa, cuando ya casi nadie lo esperaba, con Francesca. Y todo, por una camisa de lino...

Esto es todo lo que puede contarse de la historia narrada en el libro que se llama como el post (toma humildad...) y que ha hecho las delicias de mis viajes a Bilbao tras La Máscara Atreo.

Y no se puede contar más, en realidad, por el bien del potencial lector, que seguro que convendrá conmigo en que no se le destroce este libro; antes prefiero que me destripen el último de Lost.

Y es así porque es una historia que leer, que disfrutar, que se exprime página a página como el zumo obtenido de jugosas naranjas. Desde este resumen del primer capítulo hasta llegar a un final más o menos 70 años después, la construcción de la catedral del título no es más que una buena excusa para hacerla protagonista en prácticamente todos los capítulos.

El libro está pensado para contarte estrictamente lo necesario para no cansarte, para que no se repita nada, y para que no haya ni una sola palabra de más. Por eso, supongo, hay saltos en el tiempo que te va centrando en aquellos puntos que tienes pendientes por descubrir en la vida del protagonista.

En cierto modo, es un poco a lo Forrest Gump, por aquello de que le pasa todo lo mínimamente relevante de su época, aunque de una manera que resulta tremendamente natural y nada forzado. Desde las desgracias que todo siervo de la tierra sufre por la gracia concedida al señor de las mismas, hasta ver completada la construcción de una catedral.

Sin pretender llegar a contar nada más de lo estrictamente necesario para convenceros de su lectura (no he encontrado el pdf, pero todo se andará...), como en el propio libro, diré que uno se deja llevar por la historia y acaba por entrar en esa montaña rusa de sentimientos que el autor plantea. Y es que creo que es tremendamente complicado no verte reflejado en la mayoría de las actitudes de los personajes; de ahí que cuando ocurren desgracias uno se ve sumido en la tristeza, goza como el propio protagonista de las alegrías que acontecen, y trata desesperadamente de encontrar una salida cuando las cosas se ponen feas. Que lo hacen.

Como detalle, apuntaré que creo que el éxito del libro radica en la capacidad de plasmar lo que todos y cada uno de nosotros hubiera hecho en determinadas circunstancias, y desde el punto de vista actual (con temas de igualdad de la mujer, el racismo, etc) puesto en aquella época... si bien el personaje que las lleva a cabo casi siempre tiene una razón coherente con su circunstancia para hacerlas.

Es decir, no se cae en la patraña de situar a un personaje a favor o en contra de cosas que ahora vemos que son así o asá de manera forzada y totalmente anacrónica, sino de saber encajar todo en un fluir de la historia totalmente natural y verosímil.

No se trata de una Mulan que nunca pudo haberse dado, si me entendéis...

De modo que me declaro falconista con todas las letras, y decir que me ha encantado y que no puedo estar más de acuerdo con una de las frases que adornan la contraportada:

Un relato que se lee con la misma avidez que se ha escrito y que uno quisiera prolongar aun sabiendo que ha terminado. Un retablo de maravillas
José Enrique Ruiz-Domènec, La Vanguardia

Y es que sí, a pesar de saber que terminó, deseé que el libro continuase para seguir leyéndolo con avidez.

Viva la República

Y si?

Y si hubiera sido cierto?

Y si la República hubiese soportado el golpe de estado de Paquito Franco?

Y si por eso Hitler hubiese entrado en España hasta las cartolas?

Y si Churchill se hubiese visto obligado a devolver Gibraltar a cambio de tener a los españoles como aliados contra el III Reich?

Y si el plan Marshall hubiese sido repartido también en España?

Y si el Juan Carlos de Borbón no hubiese sido Rey, porque no habría hecho falta?

Y si las comunidades autónomas fueran fruto de una reforma consitucional votada por el país en lugar de una salida a la democracia a por una bocada de libertad?

Joder, y si Franco hubiese tenido que rebotar de un país sudamericano a otro hasta morir allende los mares perseguido por la justicia?

Y si que sonase el himno de Riego en un evento deportivo no fuese por error?

Y si?

Qué gran documental, joder... donde la única verdad, es que todo es mentira.

P.D: Sólo queda pensar... si se puede retorcer la mentira hasta que tenga tintes de veracidad, cómo no se retorcerá la verdad para que parezca otra?

La Máscara de Atreo

Este es el segundo de los libros que recibí en mi cumpleaños y que he devorado en la media hora (larga) que invierto en cada uno de los dos viajes a y de Bilbao que hago diariamente.

Lo bueno que tiene leer en el autobús/tren, es que con esa media hora siempre puedes llegar al final de un capítulo y plantarte, cosa que se agradece sobremanera cuando el libro es suficientemente interesante como para que cada capítulo se extienda cierto número de páginas.

La cosa es que éste no es así. Este tiene los capítulos tan cortos que cuando ves que la plaza Zabalburu te saluda a lo lejos crees que tienes tiempo para otro par de páginas, otro capítulo, otra pista más, otro acertijo más.

Y claro, caes. Pero cuando la pesada fila de coches de repente aligera su paso y te ves bajando del bus con el libro en la mano y justo justo consigues abrir el paraguas con la otra, ya estás atrapado en el siguiente capítulo y acabas llegando al trabajo callejeando con la vista centrada entre las siguientes dos páginas.

Vamos, que el libro, engancha.

Siguiendo los pasos de la judía arqueóloga Deborah Miller, nos adentramos desde el inicio en una interesante trama que rodea el asesinato de un ratón de biblioteca lo suficientemente loco como para creer en mitos y leyendas más allá de la cordura... o no?

Mientras el desarrollo del libro te lleva coherentemente a plantearnos un descubrimiento de esos a la altura de los mostrados en El Código DaVinci, y a pensar que lo improbable tiene cabida en las historias contadas en los libros, la historia da un giro.

Vale, todos hemos visto giros de 180º en una historia y a estas alturas que lo que parecía blanco ahora sea negro y viceversa nos pilla pasados de vuelta...

Bueno, pero es que en este caso, el giro no es de 180º, cosa que te puedes imaginar, es decir, o pasa esto a lo que veo que me llevan o pasa lo contrario... en este caso, el giro es de 90º y lo que era blanco ahora es frío. Y frío puedes quedarte.

Puede parecerte algo tan tremendamente lógico, tan estúpidamente real, que toda la primera parte del libro puede que haya sido una pura fantasía... o no; pero en cualquier caso, me parece interesante. Es decir, puede que te imagines una cosa o la opuesta, pero cuando ves que la historia pasa de la pregunta que sólo tú te has planteado (como buen lector, pero te llevan la delantera) y que va por donde le da la gana, totalmente coherentemente, entonces puedes tirar el libro defraudado, o reírte de ti mismo y seguir leyendo.

No destriparé la historia, pero dejaré caer que se mezclan persecuciones en Grecia, investigaciones de viejos agentes de la KGB en Moscú y una mujer tallada al frente de un galeón español... bueno... y un cuerpo... el del delito... con un último tercio del libro realmente sorprendente.

Un libro con una buena historia, bien hilvanada, pero sobre todo con ritmo, mucho ritmo; un ritmo frenético que te lleva en volandas cruzando entre aceras sin pasos de cebra sin despegar la mirada de las palabras.

Todo un peligro vaya...

... sobre todo si prentendes que en pleno centro de Bilbao la gente respete a un invidente que sólo puede centrar la mirada en un punto y te esquive...

Suerte que mi mirada periférica es buena y puedo esquivarlos yo a todos.

Duelo Fratricida

Justo antes de que se sortearan los cuartos de final de la Champions, entre ese hermano postizo hecho a fuego lento entre horas de universidad y yo se gestó una de esas ideas que nacen como una chorrada, pero que sabes que va a acabar en una realidad.

Sólo el bombo evitó que ambos nos viésemos las caras en Moscú, en la finalísima, si se hubiera dado una final entre mi equipo, el Arsenal, y el suyo, el Liverpool.

La casualidad, dicen, dijo que no íbamos, que nos veíamos las caras en cuartos.

Y he perdido.

En un partido vibrante, con alternancia en la posesión de balón y marcadores favorables, el Liverpool nos ha untado el morro 4-2.

Las cosas empezaron bien, con un golito tempranero fuera de casa que presumía un partido de aguante y contragolpe por parte del Arsenal, pero no. Ese es el estilo de Benítez. El Arsenal, más agazapado por el buen juego de los locales, acabó sucumbiendo a su propio estilo para recibir el empate.
Vistos los antecedentes, con dos partidos en menos de una semana con sendos empates a uno, parecía que el resultado podría darse de nuevo hasta que la nueva figura de los reds, el anteriormente ídolo rojiblanco, Torres, la enchufa. 2-1. Vamos perdiendo.

El empate a dos es bueno para el Arsenal y se da, cerca de los minutos finales, cuando Wenger, a quien habría que hacer una estatua en el norte de Londres por obrar este milagro con un presupuesto bastante menor que el de sus rivales, ya hbaía puesto toda la carne en el asador.

Walcott, ese chaval que dicen que costó 2000 kilos en su día y que todavía es juvenil, se pega una galopada al más puto estilo Messi y tras recorrerse el campo entero y dejar hasta cuatro rivales atrás, mete un pase de la muerte que remata perfectamente, a la contra del portero, Adebayor. Empatamos. Ganamos.

Mi mujer, en teoría dormida, escucha mis ahogados gritos de alegría y me espía desde la puerta de la habitación. Justo cuando la veo y me pregunta qué hago Touré la lía y le pitan un INEXISTENTE, SÍ PUÑETERO SÍ, EL QUE NO NOS PITARON A HLEB EN LA IDA!!!!

Dicen, de hecho, lo dice ese hermano postizo, que los penaltis injustos no se meten. Pero Gerrard, otro crack al que dignifica seguir en el Liverpool tras los cantos de sirena de media Europa, la va a enchufar. Claro que la va a enchufar. Uno se pone siempre en lo peor. La mete. 3-2. Perdemos.

No puede ser que un partido me joda de esta manera. Al menos tengo el humor de mi señora... y el pitorreo de mañana...

No puede ser, digo, que Cesc, auténtico crack que nunca debería salir de las alas de Wenger y alma de este equipo, deje pasar al jugador. Tarascada, amarilla, roja si hace falta, pero no pasa. Touré, la verdad, es que se ha quedado blanco.

Al final, con el partido roto, ha caído el cuarto. Ya da igual, ya no importa. 4-2. Perdemos. Perdimos.

Enhorabuena a los premiados.

Enhorabuena a Cesc, a Wenger, a Adebayor. Otra torta como la que supuso la última Copa de Europa del Barça. Sí, en aquella ocasión perdimos con 10 después de ir por delante; pero nadie se acuerda de los que quedaron segundos.

Esta vez, nadie se acordará de los eliminados en cuartos.

Nadie salvo algunos gunners como yo, y quien se pase a leer esto en el futuro.

Sin Risto, no lo ve ni Cristo

Mañana empieza de nuevo. Reempieza, casi mejor dicho, una nueva versión de Operción Truño (OT).

Y nada más que decir que si por mí fuera, pasaría de las galas, haría que cantasen sin más, dentro de la academia, que ya parece haber suplido a la otra Academia. Sólo saldría en la tele quien supere el test de Risto, que es lo que mola.

Es decir, ¿para qué obligarme a ver otra cosa en otro canal para esperar hasta las 00:00 es cuando presumiblemente saldrán las evaluaciones y la crítica mordaz de Risto? Leche, ponédmelo a las 22:00, que así no veo a la competencia, y tal vez me quede a ver si el tipo tiene razón o no...

En fin, que supongo que sin Risto, pues eso, que ya hace tiempo que OT no lo vería ni Cristo.

Y como lo que realmente se ve es cómo se mete este señor con los pobres concursantes, pues ahí va un listado de las mejores "ristadas", para ir abriendo boca.

Que aproveche.

From his cold dead hands

Se acabó, Charlton "From My Cold Dead Hands" Heston, ha muerto.



Descanse en paz.

Siempre le recordaremos por sus descacharrantes declaraciones en El Informal...

El feminismo visto por una mujer

Hoy he leído una esntrevista a una mujer con la que no puedo estar más de acuerdo:

MUJER HOY. ¿Qué es para usted el feminismo?

EDURNE URIARTE. Una ideología que propugna la igualdad de las mujeres y las medidas activas para lograrla. Obviamente, estoy de acuerdo con esto. Pero el feminismo se ha extendido con un abanico de ideas y se ha anquilosado en ellas. Eso es lo que critico: algunos planteamientos, desde sus inicios; otros, por su evolución.

M.H. ¿Qué es lo más perjudicial de ese feminismo para las mujeres?

E.U. El fomento del victimismo, de la idea de que la culpa de todo lo que las mujeres no hemos logrado es de los hombres. Eso no permite hacer un buen diagnóstico del problema; además, es una manipulación de los hechos.

M.H. ¿Cuál es su diagnóstico?

E.U. En los países desarrollados de nuestro entorno, y entendiendo desigualdad como menor número de mujeres en posiciones de decisión y de élite, creo que los valores de la discriminación están prácticamente superados.

EL PODER

M.H. ¿A qué atribuye entonces la escueta presencia de mujeres en puestos de decisión?

E.U. Al factor generacional, entre otros. Las mujeres hemos iniciado más tarde la carrera hacia determinadas posiciones y es imposible que representemos el 50% de repente. En un ámbito que conozco, el universitario, las catedráticas somos un 14%. ¿Eso significa que estamos discriminadas?

M.H. Es casi la cuarta parte del porcentaje de alumnas.

E.U. Sí, pero eso es una manipulación. En la facultad hay tantas mujeres como hombres o más, pero para concluir que hay un trato desigual tienes que demostrar que se han presentado el mismo número de mujeres que de hombres al proceso de selección, con currículos parecidos, y que, aun así, han sido elegidas en mucho menor número. En la Universidad, eso no ha ocurrido: a los concursos de cátedra se presentan muchos más hombres.

M.H. ¿Y por qué cree que se presentan más hombres a puestos de responsabilidad y de poder?

E.U. Sí, el feminismo también dice: “Si no se han presentado es porque ellas están discriminadas; deben ocuparse de los hijos y no tienen tiempo para desarrollar sus carreras profesionales”. Hoy, eso tampoco es cierto. Las mujeres son libres, pueden elegir. Familia o trabajo

M.H. ¿Pueden elegir entre los hijos o el éxito profesional?

E.U. Sí, pero también pueden decidir cuánto tiempo dedican a la familia y cómo lo reparten con sus parejas. Yo no puedo admitir que la mujer de hoy, que ha estudiado, que ha tenido las mismas oportunidades que ellos, diga: “Es que no puedo, es que estoy obligada a…”. No, yo creo que ella decide. En eso cuestiono la teoría del feminismo dominante.

M.H. Al margen de esa teoría dominante, ¿se considera feminista?

E.U. Sí, pero rompedora en muchos aspectos. Creo que voy mucho más lejos.

M.H. ¿En qué sentido?

E.U. Probablemente, en decir lo siguiente: en igualdad de oportunidades, muchas mujeres han optado por los roles tradicionales. Por dar prioridad al matrimonio o a la maternidad, pero también por querer ser modelo, musa, princesa, actriz… Me parece muy respetable elegir la maternidad frente a la vida profesional, pero es una decisión libre. Si queremos tener las mismas cotas de poder que los hombres, debemos hacer carreras tan entregadas como ellos. Eso significa cambiar la organización de nuestras vidas, porque las carreras no van a cambiar para adaptarse a las mujeres que quieren las dos cosas.

M.H. ¿Ellos tienen las dos cosas?

E.U. No. Los hombres han sacrificado a menudo la paternidad y el disfrute personal para triunfar profesionalmente.

M.H. Si elegimos libremente, ¿por qué muchas más mujeres renuncian a su profesión por su familia?

E.U. El feminismo no quiere ver que las mujeres somos menos ambiciosas porque aún logramos nuestra realización social a través de los roles tradicionales. Repasemos las revistas femeninas, ¡que leemos y dirigimos nosotras! Las mujeres de referencia son modelos, actrices, hijas de… siempre bellas, claro. En las revistas de hombres no hay maridos de, ni “musos”. Que el feminismo no mire hacia los hombres: miremos hacia nosotras. Si controlamos ya buena parte de ese mercado y no hemos sido capaces de cambiar los roles...

LA IMPORTANCIA DE LA IMAGEN

M.H. Usted destaca en su libro que las mujeres deben mostrar un físico delgado hasta la debilidad.

E.U. Yo pongo el ejemplo de “Pretty woman”, una película que nos entusiasmó a todas. ¿Por qué nos gusta tanto una mujer prostituta, que es como les encanta a ellos que sean todas en las películas? Porque ella es el sexo débil, rescatada por el príncipe, un señor riquísimo, que la salva y la realiza socialmente. Y nos encanta esa trama tan retrógrada. Todavía tenemos la tentación de ser rescatadas, de ser débiles. Ahí encaja el ideal de mujer que fomentan la moda, el cine y la televisión: con aspecto aniñado, enormemente delgada, pálida, débil... que tiene que ser rescatada. Eso sí, con muchas tetas y la boca siempre semiabierta.

M.H. El panorama, desde luego, es preocupante…

E.U. Lo que me preocupa es que las mujeres que son directoras de revistas, diseñadoras de moda, directoras de cine... reafirman esta estética.

M.H. Afirma que sólo en la pornografía existe igualdad sexual.

E.U. Sí. Desde el punto de vista del sexo, es el único lugar donde hombre y mujer juegan el mismo papel: el de objeto. En el resto del cine, la publicidad, la moda, la televisión… la mujer es un objeto sexual, una figura pasiva, mientras que el hombre representa un papel activo. Eso me parece irritante. Detrás hay una actitud social que debemos combatir: que nosotras tenemos menos interés por el sexo y que ser femenina implica no mostrar deseos sexuales en público. Además, las mujeres fomentan esta actitud. Diversos libros de supuesta divulgación biológica siguen afirmando que nosotras somos emotivas y ellos, sexuales. La verdad es que nosotras, como ellos, somos ambas cosas. Ésa es la única gran barrera que nos queda por romper a las mujeres.


Mangado sin ningún pudor de la versión online de Mujer de Hoy.

En casa del herrero...

... sí, efectivamente, cuchillo de palo...

Desde hace unos meses venimos disfrutando de las noticias que nos llegan allende los mares, en las que los hijos del ocaso, en el hogar de los valientes y el país de las libertades, las cosas se han desmadrado.

Sí, el tema de las hipotecas basura me fue explicado brillantemente por el MVP de los invitados a la boda, un profesor de economía que no tiene, en principio, connotaciones políticas que modulen lo que dice la teoría.

Y la teoría dice que cuando se hace lo que sea para sacar liquidez de debajo de las piedras a costa de correr riesgos hoy con consecuencias en el futuro, ese futuro siempre acaba llegando. Y el riesgo, bajo estricto cumplimiento de la ley de Murphy, también.

No entraré a contar nada de un tema que me queda lo suficientemente lejos como para que me lo expliquen.

Pero lo que no quita nadie es que cuando las empresas hacen lo que se les pone en los cojones, y cuando en concreto esas empresas son bancos privados que se empantan hasta donde haga falta, al final tiene que venir papá estado a poner la pasta de lo platos rotos por los niños traviesos.

Lo cual no deja de ser curioso en un país donde se critica el intervencionismo del estado, como si el hecho de dar poder a empresas privadas fuera mejor que dárselo a unos políticos a los que puedes contribuir a echar si lo hacen mal con tu voto. Joder, si un voto te parece poco poder, intenta hacer algo para que Amancio Ortega deje de presidir Zara, anda, majo, dale, te espero sentado...

Es decir, no entro en discutir ahora temas de economía, ni a tratar si es mejor o peor esto o lo otro, sino que me gustaría hacer todo el hincapié posible en el hecho de que tiene cojones, por no decir otra palabra, que ahora a todo el mundo le parezca bien que se pague con dinero de los impuestos las cagadas montadas por empresas privadas; es más, no sólo para arreglarles el estropicio, sino para salvarlas... y volver a las andadas, porque a sabiendas de que ya vendrá la teta del estado cuando no funcione el sistema, no se aprende de los errores. No se aprende, cuando es otro el que paga por tus errores.

Aunque, mira tú por donde, ahora resulta que no, que el sistema parece que tiende a pasar de todo con tal de mostrar cuentas de resultados tan favorables como falsos, y que eso no puede ser. A papá estado le están tocando los dineros y con los dineros, parece ser que a algunos políticos no les gusta que se los toquen; en concreto, al secretario del tesoro de los USA, un tal Henry Paulson, que ha propuesto la mayor reforma financiera desde la Gran Depresión.

Y entre una de tantas, se propone la medida de tener un poquito más de control sobre las empresas dicen que hacen y a lo peor no hacen, o hacen de manera poco fiable.

Así que ya vemos, el sistema, libre, capitalista, donde el fluir del dinero es lo mejor que le puede pasar a un cruasán, necesita de más control por parte de un poder mayor.

Y todo eso, mira tú por donde, allá, donde prefieren que la sanidad sea privada y para quien se la pueda pagar, allá donde los colegios públicos venden las mentes de los adolescentes por unos pavos que no tienen de los fondos públicos, allá donde bussines is bussines y donde alguien dijo aquello de:

• El gobierno no puede resolver el problema. El problema es el gobierno.
• El propósito de la política de bienestar debería ser la eliminación, tanto como sea posible, de la necesidad de tal política.

Muy bien, viva la coherencia.

Lo que no veo es ni a Obama ni a Hillary ni a McCain criticando la propuesta, al menos por ahora.

¿Incómoda Verdad?

Decir que no vas a negociar con terroristas es el primer paso para llamar terrorista a aquellos con quienes no quieres negociar
Yo mismo, mientras no vea que la frase ya existía...

He terminado de leer La Verdadera Historia del Club Bilderberg, un regalo de cumpleaños que he devorado con interés y creciente preocupación.

Si bien es cierto que normalmente no me creo todo lo que posibles conspiranoicos puedan vomitar en unas páginas de un libro, que hace años que no cuela eso de "... lo leí en un libro..." como argumento de una opinión, en esta ocasión tengo que decir que mucho de lo que se narra, los hechos, no sólo son factibles sino que hasta probables.

Dentro de toda la historia, lo más recalcable, por la casualidad, ha sido la posición que ha tenido USA (y tira) en eso que parecía olvidado que es Kosovo... pues bien, en el libro ya se puede entrever que el siguiente paso es el que efectivamente se ha dado.

Y, la verdad, el carácter predictivo de la ciencia es lo que más me ha gustado siempre de la misma. En este caso, tal vez casualidad, pero oye, el hecho está ahí, al menos para tenerlo en cuenta.

Y no sé, dentro de ese aire conspiranoico, me ha salido de la mente esa frase que preside el post.

¿La consideráis una incómoda verdad?

Es de sabios rectificar...

La guerra en Irak es justa, noble y necesaria

George W. Bush

Amén para las trece rosas

He visto dos películas la última semana. La primera cumplió con las espectativas de lo que esperaba ver, la segunda, me ha hecho postear.

Hace tiempo, vi en el viejo videoclub que frecuentaba de pequeño una película con una esvástica de color rojo. En contra de lo que podía pensar en aquellos tiempos, debajo, en el mismo color, aparecía la palabra AMEN.

Supongo que hay un tiempo en el que uno cree que todo lo que le cuentan es verdad y que existe siempre una explicación para justificar todo lo malo que aquello que se te cuentan que es bueno hizo en otro tiempo.
Supongo que hay otro tiempo en que uno ya no puede creer en todo lo que le dicen.

Hacía tanto que casi había olvidado la carátula y las ganas de ver qué narices tenía el símbolo de todo la malo que ver con una palabra símbolo de todo lo bueno... hasta que la vi en newpct.

Como adivinaréis, se trata de una película que relata la Segunda Guerra Mundial, desde el punto de vista nazi, para más señas. La peli, trata del peliagudo aspecto de cómo afectó la religión, en este caso la cristiana en general, al Holocausto.

Desde el punto de vista de un nazi cristiano, Kurt Gerstein, que a pesar de ser uno de los ideólogos del exterminio judío sin él saberlo. Cuando vio qué finalidad tenían sus aptitudes químicas en realidad, no tuvo más remedio que avisar, a través de diversas personas católicas, al mismo Papa; pero no le hicieron caso.

La peli trata el tema desde un punto de vista totalmente novedoso para mí, y no se corta a la hora de narrar las miserias del alto cargo eclesiástico, y de cómo la diplomacia puede a veces servir como excusa para mirar hacia otro lado. Y de cómo las esperanzas de millones de personas pueden pasar por quien menos te lo esperas.

Todo un acierto, la verdad. Sobre todo el final, tan real como la vida misma.

La otra, 13 Rosas, es una de esas pelis de cine español que sólo gustará a la mitad del país. Bueno, o a las dos, según se mire.

En este caso, la guerra es más cercana, en lo geográfico. A finales de la Guerra Civil, y en los primeros pasos de la dictadura, se cuentan los últimos días de varias personas para las que la dictadura fue más dura que para otras. Entre esas personas, fusiladas, como tantos otros, por pensar diferente o por pretender asesinar al Caudillo de esa España de por la Gracia de Dios, según la acusación, se encontraban trece mujeres, niñas casi en su mayoría, que fueron fusiladas el 5 de agosto de 1939.

Será que uno quiere tener más memoria histórica de la que algunos pretenden que tenga, pero la película me ha parecido todo lo real que unos actores pueden hacerla. Con un elenco de jóvenes actores que no desentonan más que al principio de la peli (tal vez porque luego la cosa se hace demasiado seria como para notarlo), los acontecimientos se suceden uno tras otro hasta llegar al final esperado. Lo cual no hace que sea menos dramático. Espolvoreado con ese punto lacrimógeno propio de toda película, no quita para que a uno se le pongan los pelos como escarpias al ser testigo de las inquietudes de esas mujeres cuando se encuentran camino a la muerte.

Desde quien se preocupa de que su hijo se libre de las garras del odio a quien mató a sus padres y sea tan católico como lo fue ella, hasta quien sólo piensa en el horror de ser olvidada.

Desde luego, con esto de la llama de la memoria, ojalá se le pudiera hacer llegar, de algún modo, que no, que no nos olvidaremos aunque algunos pretendan hacer olvidar, aunque algunos pretendan igualar unas barbaridades cometidas en tiempo de guerra con 40 años de dictadura (siempre más dura para unos que para otros) y terrorismo de estado.

Photobucket


Joder, ni por esas 13, ni por todos aquellos que vieron su último amanecer desde una cuneta.

En esta ocasión, la iglesia, sinónimo, según algunos, de todo lo bueno, no sólo no trató de evitarlo, sino que se hizo con su connivencia.

Tú sí que tienes talento

Después de Gran Marrano, La Isla de los Lustrosos, La Masa de tu Vida, Operación Truño, y demás variantes de diferentes realities, ahora toca el turno de los talentos ocultos.

Esta vez, como siempre, varias cadenas intentan hacerse con el mercado del artista escondido y sacarlo a la luz como aquel vendedor de móviles que entonaba el Nersum Dorma como los putos ángeles...

Como aquello quedó un poco en el pasado, ahora toca centrarse en la pelea que Cuarto y Telahínco se traen a cuenta de estos programas.

Tengo que reconocer que T5 ha hecho una jugada maestra y, a base de un formato más corto, más cercano y, todo hay que decirlo, más cutre, se va a llevar de calle esta pelea. ¿Por qué? Porque para cuando 4 quiera arrancar su programa serio y bien estructurado, T5 ya va por la cuarta edición; está quemando el formato, de manera que para cuando 4 esté en una hipotética final de programa, todo el mundo estará más que cansado del chaval que hace del beat box un arte, o la chica regordeta que canta ópera como la que más, o del chavalín que emula a Billy Elliot (y tiene pinta de que le pegan en su clase por ello), o... elíjase el formato preferido.

Es otra muestra más de cómo Deep Impact trató de comerse el mercado de Armaggedon en su momento a base de sacar, antes que la competecia, una idea, un formato, y quemarlo a base de reducir calidad o seriedad, para hacerlo más cercano, y, más allá de la ganancia propia, busca cargarse el éxito ajeno.

Porque, la verdad, yo a estas alturas no creo poder descubrir nada más que el escote de la Natalia Millán en el programa, no lo estoy viendo. Eso sí, he disfrutado como el que más con beat box, en una y otra edición.

Y ya estoy empezando a cansarme del formato, la verdad.

En lo que a mí se refiere, T5 se ha llevado el formato al agua. Aunque a lo mejor no soy de la mayoría que ha caído en la trampa.

¿O sí? ¿Qué me decís?

Zapatero y Rajoy en mi pueblo

¿Quién me lo iba a decir? Nunca imaginé que un futuro presidente de España acabase paseándose por las calles por donde viví los primeros 28 años de mi vida.

Mi pueblo, tristemente célebre cada vez más, recoge estos días a Zapatero y a Rajoy unidos por primera vez al final de esta intrincada legislatura.

Supongo que a estas alturas todos adivináis que mi pueblo es Arrasate-Mondragón, cuna de terroristas como suelo tratar de bromear a veces. Esta vez la broma ni puta gracia que tiene.

No conozco al asesinado esta vez, pero conozco la calle donde ha ocurrido. No he visto nunca a su familia, pero estuve en esa misma calle, en el puto portal que se vé al lado hace apenas dos semanas. Seguro que hay quien lo ha vivido más de cerca; habrá quien ha salido de ese portal esta mañana. Habrá quien salió sólo unos minutos antes. Habrá quien ya no pueda entrar nunca más sin pensar en lo ocurrido hoy. Seguramente nosotros, que la abuela de mi mujer vive a la vuelta de esa esquina.

ETA ha vuelto a matar.

Y lo ha hecho más cobardemente que nunca. Estoy seguro que es por la imposibilidad de acceder a algún objetivo más ambicioso, que se han tenido que fijar en un exconcejal socialista que precisamente dejó de tener escolta cuando dejó la vida política.

Joder, que digo yo, que poniéndose uno en la mente sinsentido de esta gente, podría pensar en cargarse, qué sé yo, a Carrero Blanco y uno puede llegar a entenderlo. De cierta manera, como quien entiende que el KKK se cargara negros allá en aquellos tiempos, pero no lo comparte. Es decir, no vamos a volver a darle vueltas al valor supremo de la vida humana, aunque a veces se pasen algunos este valor por el forro de sus caprichos; pero que alguien trate de minar a su supuesto enemigo por sus piezas más cotizadas es algo lógico en cualquier conflicto bélico.

Así, dentro de este conflicto que algunos se empeñan en mantener, que ETA no pueda cargarse a nada más que un exconcejal sin escolta dice bastante poco de su operatividad.

Comparto la idea de Zapatero de que estamos en el período entre la victoria de la democracia y la desaparición de ETA. Seguramente, porque me parece inviable la una con la otra.

Esperemos, mordiéndonos los huevos en momentos como éste, que éste sea el último muerto que tengamos que lamentar de estos asesinos.

... y yo que quería hablar de que se ha ido Alcaraz ...